HaCieNdO eL CaMiNo

WISC-R

CASO 2:

Raúl, niño de 10 años y 6 meses con problemas académicos. Examinar el perfil de puntuaciones en el WISC-R y después hacer el comentario pertinente.

Observando el perfil del alumno, vemos que presenta problemas en Dígitos y Aritmética (área de las matemáticas), dentro de la prueba verbal, es decir, tiene dificultades en la coordinación vasomotora, en la orientación espacial y/o problemas en la atención.

Por otro lado, dentro de la prueba manipulativas presenta dificultades en las Figuras Incompletas y en las Claves (de esta prueba nos falta información, no conocemos el tiempo de reacción del alumno ante la ensayo), es decir, tiene problemas de coordinación espacial, de pensamiento abstracto y de coordinación visomotora.

Una hipótesis que se me plantea es si Raúl tiene problemas en los procesos perceptivos, pero con el nivel de lectoescritura que tiene se descarta, ya que no ha tenido dificultades a la hora de adquirir el código de nuestro lenguaje.

El C.I. de Raúl es de 93, dentro de la normalidad, pero dentro de esta normalidad se esconde un déficit de aspectos cognitivos.
Examinado el perfil de puntuaciones en el WISC-R de Raúl, las dificultades que muestra son:

-                     La atención. El alumno no sabe recoger la información relevante y obviar la que no le va ayudar para llevar a cabo la tarea que se le plantea.

-                     Gracias a la prueba de Claves, conocemos la dificultad que tiene de aprender debido a la memoria visual y a la memoria a corto plazo.

-                     La prueba de Figuras Incompletas nos indica que las dificultades en la percepción espacio-temporal, en la atención a los detalles temporales y en la discriminación figura-fondo, aunque no poseemos todos los datos por falta de observación directa, puede que esto se de por el nerviosismo de Raúl.

Como conclusión, decir que debido a la falta de datos de la observación el test no es tan fiable y pierde validez.

CASO 3.

Juan es un chico de 8 años que cursa 3º de Primaria y tiene problemas en el acceso léxico. Su exactitud de lectura se corresponde con la de un estudiante de finales de 1º de educación Primaria. Su perfil en el WISC-R es CI verbal 72 y manipulativo 102. ¿Son coherentes estas puntuaciones en la escala WISC-R con sus problemas lectores? ¿Qué implicaciones tendrían estos resultados de cara a la continuación del proceso de evaluación y para la planificación del programa de intervención?
El C.I. verbal de Juan  es 72, es bajo, por ello sabemos que es un alumno con dificultades de aprendizaje específicas. Su C.I. manipulativo es de 102, la diferencia entre ambos es de 30 puntos, superior a 9. Ésta diferencia de puntos es la que nos indica dentro de qué grupo se encuentra dentro de los tres grupos de DA y, así conocemos de antemano que las características que presenta por pertenecer a este grupo son: que tenderá a realizar mejor las tareas viso-perceptivas, psicomotoras y táctiles, que las tareas de lectura y las que requieren expresión verbal.
Después de analizar las puntuaciones típicas y conocer su C.I. total, el cual es 84; vemos que sus puntuaciones si son coherentes, le incluiríamos dentro de la normalidad, aunque haya obtenido una puntuación baja, ésta podría estar justificada por las DA que se han comentado anteriormente.

El alumno tiene problemas en la lectura, ya que su nivel es de un niño de 1º de Primaria estando dos cursos por encima. Este problema le impide reconocer las palabras y comprender su significado dentro de un texto. Como hipótesis derivada de estos problemas podríamos decir que puede sufrir dislexia.

Estos problemas deberían ser trabajados por el conjunto de profesores que trabajan con el niño y por el especialista de Pedagogía Terapéutica. Su trabajo deberá adaptarse a las necesidades del alumno para cubrirlas y resolver las dificultades que tiene en medida de lo posible.

Algunas adaptaciones que se podrían llevar a cabo son:

§                                 Adaptaciones de los materiales. Los materiales estarán adaptados, se seleccionarán textos a su nivel de comprensión. Se utilizarán fotografías, gráficos o símbolos para apoyar los textos.

§                                 Adaptaciones metodológicas. El niño presenta problemas para seguir las instrucciones que le damos, por ello debemos buscar diferentes maneras de explicarle esa información. Si usamos la palabra y la acompañamos con dibujos, siluetas, etc., es decir, utilizamos tanto el canal visual como el verbal, puede que Juan recuerde la información relevante. Se utilizará un lenguaje simple y directo, de manera clara y coherente. De todas formas estos métodos podrán ir cambiando a medida que el niño va avanzando o no responde correctamente como esperamos.

§                                 Adaptaciones en la evaluación. Sus exámenes podrán ser orales y su evaluación se centrará en el contenido mientras se trabaja la ortografía.

Por último decir que para llevar a cabo el proceso de evaluación y para la planificación del programa de intervención, deberíamos conocer los resultados de cada prueba del bloque verbal y así saber donde se falla, emplearemos estrategias de mejora. También se debería tener en cuenta el contexto en el que el niño se encuentra.


CASO 4.

José María, estudiante de 4º de Primaria con dificultades importantes de aprendizaje en el colegio. Obtiene en la aplicación del WISC-R una puntuación total de 65, estando nivelados el CI verbal y el manipulativo (65 y 64 puntos respectivamente).

En principio, ¿podemos decir que existe una dificultad específica del aprendizaje?

No, su CI manipulativo y su CI verbal no se diferencian más de 5 puntos. Pero, su CI verbal es de 65 el cual equivale a una puntuación típica (PT) de 24, mientras que su CI manipulativo es de 64 que equivale a una PT de 27. Si sumamos las dos puntuaciones típicas, obtenemos una PT total de 51, que equivale a un CI total de 60, por debajo de la normal, por lo que podríamos encontrarnos ante un caso de discapacidad intelectual.

Al tener un CI total de 60 José María estaría dentro del grado de deficiencia mental ligera (CI 58- CI 68)

 

¿Qué tendríamos que seguir indagando? ¿Qué puede esperarse en cuanto a rendimiento académico?
Tendríamos que indagar en su contexto, tanto social como académico. Se podría entrevistar a los padres.

También podrían llevarse a cabo con él otros tipos de pruebas para conocer mejor su situación actual.

Los problemas con los que podríamos encontrar en este caso son: dificultades en la lectura, en la escritura y en el cálculo. Pero con un apoyo individualizado o en grupo reducido con diferentes especialistas (PT y AL).

Si no se realiza una intervención adecuada y ajustada a José María, podría sufrir un fracaso escolar por no superar los objetivos de su curso.
En conclusión, hasta que no se solvente el problema, su rendimiento será bajo.


 

Comentarios

Buenas! La verdad es que es muy buena idea lo que estás haciendo! Ojala lo hiciéramos todos ya que aquí nadie publica nada y/o tienes un padrino o es imposible sacar la cabecita! Lo de la charla de psico duró 5 minutins ayer porque todo el mundo (con razón) salió huyendo (hasta yo me hubiera ido XD). Lo dicho! que sigue así, que la cosa promete! Besos. JM

Hola Bueno, ya he visto que has dado un impulso al blog, cosa de la que me alegro. En principio prefiero que esta parte técnica de la asignatura la hagamos entre todos en ALMA. El blog lo veo como un espacio que facilite más la reflexión sobre la asignatura en general, lecturas, experiencias que surjan sobre la misma, etc... Pero lo importante es el uso que tú le quieras dar. El desarrollo es correcto. Eso sí, lo importante no es saber qué procesos están asociados a cada subprueba, sino (y por eso exploramos las pruebas en sí) tratar de describir qué es lo que demanda la prueba (cognitivamente hablando) y qué es lo que la persona hace realmente (si es que eso lo podemos conocer de alguna manera, por ejemplo haciéndolo verbalizar en voz alta que va haciendo mentalmente). Así podríamos evaluar más en detalle qué quieren decir los resultados. Evidentemente eso no lo podemos hacer con la prueba que tenemos, en la que sólo aparecen los productos de la prueba, nada del proceso, pero es para enfatizarlo una vez más. Ah... podéis conectar esto con el texto de McClellend (resumido en ALMA) y de Sternberg sobre la evaluación dinámica, frente a una concepción estática. Un saludo Alejandro

Añadir un Comentario: